• Introducción:

 

o        Definiciones básicas.

o        Aplicaciones de la robótica en la medicina.

 

  • Sistemas existentes:

 

o        Robots quirúrgicos.

o        Robots para la rehabilitación y prótesis.

o        Robots para almacenaje y distribución de medicamentos.

 

 

  • Otros enlaces:

 

o        Recursos internet y bibliografia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Principales Diferencias entre la robótica quirúrgica respecto la robótica industrial:

 

La robótica quirúrgica posee peculiaridades que la diferencian de la robótica industrial. El software es muy diferente; mientras que en la industria se programa a un robot para que esté sólo y realice una acción repetidas veces, en la robótica quirúrgica el robot está interaccionando con el cirujano. "Aquí es necesario compaginar el trabajo de uno y de otro".


Las primeras experiencias en telemedicina y telecirugía datan de los inicios de los noventa. Fueron experiencias en Milán y en Los Angeles que unían, además de las técnicas de robotización, otras relacionadas con la comunicación y el retraso en la transmisión de las señales a distancia.
También se han dedicado esfuerzos al campo de la rehabilitación en disminuidos físicos y en personas mayores. "La idea es disponer de ayudas, como un brazo adicional al que se le puedan dar órdenes para que realice operaciones. En principio, son tareas relativamente simples que te ayudan a la vida cotidiana".


El elemento más sensible a la hora de aplicar la robótica en cirugía es conseguir que el facultativo sienta lo que está realizando el robot, que sus manos sean las de la máquina, lograr que ambos actúen como uno sólo. En este sentido se están utilizando sensores que detectan el esfuerzo que está realizando el instrumental en el paciente; esta señal se transmite a un elemento que efectúa la presión proporcional en la mano del cirujano.

 

Ventajas de los Robots quirúrgicos:

 

Las personas operadas por robots se han beneficiado en varios aspectos. No sólo la intervención es realizada con mucha más precisión sino que la recuperación es mucho más acelerada. El uso del robot elimina los temblores humanos, es capaz de entrar a zonas inasequibles para los médicos y daña menos tejido sano en los alrededores de la región afectada.

 

Además, el uso de los robots reduce la estadía en el hospital, disminuye el trauma operativo, beneficia el impacto cosmético de la intervención y atenúa el tiempo de recuperación.

 

Hasta el momento, los robots médicos sólo pueden operar a niños de más de 20 libras pero los científicos esperan que en menos de cinco años, el uso y la evolución de la robótica, incremente su uso en todos los niveles.

 

 

Algunos Robots quirúrgicos:

 

Unos de los primeros prototipos de robot quirúrgico lo constituye el Minerva, construido en 1991. Fue diseñado para intervenciones en neurocirugía.

En el área de cirugía ósea, Robodoc es uno de los iniciadores en el desarrollo de una nueva técnica que trabaja con imágenes tomográficas para pre-planificar una intervención de colocación de cadera. Otros robots utilizados en cirugía laparoscópica son Aesop y Endosista.

 

                                                       

 

 

 

 

 

Interesantes ejemplos de investigaciones son Padyc:

 

 

                                               

 

 

                                                                                                               

 

 

 

Un robot constituido por un brazo pasivo con restricciones mecánicas para una operación manual supervisada, y Acrobot, que permite medir el esfuerzo realizado por el usuario. Ambos proyectos pueden ser de gran utilidad como localizadores de los puntos de actuación del cirujano en cada momento.

 

                                                          

 

 

 

Tres modelos en uso:

 

En la actualidad, varios tipos de modelos robóticos están siendo utilizados por la medicina. Algunas operaciones de este tipo han permitido que el cirujano realice la intervención a larga distancia. En una ocasión, el paciente se encontraba en Londres y el médico ordenaba los brazos del robot desde una cabina en Manhattan, Nueva York.

 
Por otro lado, tres diseños metálicos: el Pathfinder, el Da Vinci y el RCM-PAKY, han operado exitosamente a decenas de pacientes en el mundo. El primero se especializa en neurocirugías, específicamente en la localización y la extirpación de  tumores en la materia gris, difíciles de alcanzar con la mano humana. Por otro lado, el Da Vinci, con un costo de un millón de dólares, es un robot que se especializa en cirugías cardiacas y elimina la necesidad de algunas operaciones a corazón abierto. Por último, RCM-PAKY es un robot que ha sido usado en más de treinta pacientes para eliminar piedras de los riñones
.

 

 

Índice

 

 

 

 

 

º